MATERNIDAD PARTE NO. 1

MATERNIDAD PARTE NO. 1

IMG_20160616_171627[1]

Mi maternidad fue una montaña rusa de emociones y muchos momento de alegría incontrolable jamás me he sentido así, pero  el amor de madre crece a medida que va pasando cada etapa,  cuando estamos gestando, cuando nos convertimos en madre y  en la medida que crecen nuestros hijos de igual manera crece el amor que tenemos por ellos. Aquí contare como fue mi embarazo lo dividiré en varias partes, pues tengo mucho que contar.

Hice mi embarazo sin pareja, sin embargo no lo hice sola, tenia mi familia que me apoyaba en todo, tenía mis locas amigas. Nunca fui a una cita de maternidad sola, independientemente de nuestras diferencias íbamos a las citas juntos aunque estuviéramos a 100 metros de distancia. El amor se acaba más no el hecho de ser padres. 

Reconozco que tuve mucho miedo enfrentar mi nueva vida en compañía de mi “porota”, no estaba en mis planes ser madre soltera, pero así es el destino se escribe solo día tras día. En la primera Eco al escuchar el corazoncillo de mi tsunami lloré como una loca nunca en la vida me sentí tan feliz, estaba sorprendida porque el latido era muy rápido así que le pregunte al ginecólogo que si tenia algún problema, él  me dio una explicación corta que sano mi alma, comencé a tomar mis vitaminas y la montaña de medicamentos diarios, tengo la hemoglobina baja desde que tengo uso de razón, así que teníamos que subirla para tener un parto feliz.

Leah no sé dejo ver hasta el mes 6, mi tripa era muy pequeña y me decían que era varón, por la forma, siento que ella siempre quiso que fuera una sorpresa su sexo, había ido a cada cita y en cada una me hacían una eco y solo esperaba me dijeran si era niña o niño y el ginecólogo decía no sé deja ver, tiene el cordón en medio de los pies, y yo con cara de “poroto”, cuando podré emocionarme haciendo  tus compras.

Así que un día me fui a un lugar que hacer eco sin control  y allí me dijo una técnica de la salud que era niña, salí emocionada manejaba cantando y haciendo alboroto quede en el centro comercial comprando la primera pijama de mi hija. Mi madre me decía que no me emocionara tanto con el sexo, porque eso puede fallar, pero tengo que confesar siempre quise una niña y desde el día uno sabia que era;  llámenme loca, pero 4 meses antes de saber que estaba en gestación soñé con ella tal cual como es ahora, la soñé gordita, de cabello rizado, castaña, por eso siempre le canto te soñé…

Luego comencé a comerme los libros de maternidad, entre ellos como ser una buena madre, que hacer o no hacer con los bebés, compraba ropa en exceso de todos los modelos y todas las marcas entre más caras mejor, hoy comprendo que fue malgastar mi dinero. Iba a los centros comerciales a comprar cada cosa que se ocurriera de color rosa. Viviendo mi maternidad al máximo en compañía de las personas que hasta hoy son parte de mi familia.

Yo no tuve antojos, le cojí un asco a comer, prácticamente me obligaban, fue tanto lo que vomite que odiaba el hecho de comer, no había nada que me gustara y era un tormento para mí comer, baje 20 libras mis primeros 5 meses no subía de peso, cada vez más demacrada; como no iba a estarlo si lo que me cayera en el estómago quedaba en el caño. Nunca me oyeron diciendo hay estoy antojada, pues lo mío no era comer. Por eso tragaba muchas pastillas y  suplementos, me sentía una bulimica, solo quería dormir y por otro lado la tensión  siempre estuvo baja.

En mi caso mi embarazo no fue bello, mis primeros 6 meses fueron fatales,  vine a ver el mundo de otro color a partir del séptimo mes, pero seguía con malestares, náuseas  y la tensión por el piso, pero cuando hablaba con mi hija le decía deja que “mami” pueda salir e ir al trabajo, solo nos faltan pocas semanas.

Lo único que realmente me preocupo fue una amenaza de aborto en la semana 20, fue un momento difícil, no quería perderla, pero cuando me vi en un hospital con intravenosas estuve muy angustiada, pero solo fue un gran susto.  Mi embarazo una ola de sensaciones, me tocó ser la embarazada con cara de enferma, pero solo recordarlo me llena de alegría aún más cuando veo esa sonrisa picara y ese “dale tetita a la chichi de la mama” me deja desarmada.  Cuando te amo hija tu eres ese sentimiento infinito que siempre crece y jamás dejará de existir.

Anuncios

11 comentarios en “MATERNIDAD PARTE NO. 1

  1. AWWWW!!!! que increíble la diferencia de los embarazos según las personas. Yo tuve panza rápido, tengo 5 meses y medio y tengo panzota…..que está normal según la doctora.
    Jamás me sentí mal, dos veces solamente…..y como como siempre, es decir, mucho jajajajajajajajjaja
    Siento tu alegría por como la transmites. Yo creo que el amor de madre es distinto en cada mujer….yo sin mi Ema en el vientre me muero…y sé que cuando nazca ese amor será más tangible que ahora.
    Quiero saber más!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Si cada mujer es diferente, una de mis amigas ni cólicos le ha dado por decirlo de esta manera jajajaja son muy suertudas 🙂 y si escribiré más sobre mi embarazo de la pequeña tsunami Leah 🙂 el amor crece y crece por cada día que la tienes a lado aún recuero su olor el primer día que la tuve awwwww Es algo que no se puede explicar 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s