“Lucky” un perro con suerte.

Estoy tan feliz que salto de emoción, hace aproximadamente 5 meses, mi padre soltó a mi perro para que diera una vuelta él siempre salía a caminar y regresaba, pero ese día no fue así, el perro no regresó. Mi estado de ánimo colapso. La historia de Lucky con nosotras empezó cuando mi tsunami tenia aproximadamente 20 días lo encontré en la autopista, casi lo atropello él era pequeño y no lo vi.  Un conductor que estaba delante de mi freno de repente, se escuchó unos chillidos y gran estruendo, fue tanto la sorpresa que él arrollo a uno de los cachorros, y Lucky se había metido debajo de mi carro. Ese día le dije a unas amigas que me acompañaran a comprarle leche, pañales y las cosas de mi “chichi linda”, como lo vi indefenso y tan pequeño me lo lleve a casa. Resulta que tengo la buena o mala costumbre de recoger a los perros callejeros y adoptarlos cosa que a mis padres nunca le hizo gracia, pero no puedo evitarlo, desearía tener una casa con terreno inmenso para recoger a cada perro callejero y darle mejores días.

De repente ayer en la noche estaba con mi tsunami viendo televisión entra mi hermano al cuarto y me dice Brenda sal para que veas algo en el carro, pensé que se había chocado o que tuvo algún inconveniente, pero él abre el maletero de su carro y adivinen quien salió mi “lucky”, empecé a llorar de la emoción, tenia 5 meses que no sabia de él, yo lo había buscado por todos lados y no lo encontraba, cada vez que veía un perro deambulando me paraba a ver si era mi “perro con suerte”, y nada. Hasta le pedía al cielo que si había muerto que no hubiese sufrido tanto o que una familia lo adoptara y lo tratara mejor que yo.

Se me salían las lagrimas de la felicidad realmente es un perro con suerte con mucha suerte en realidad, es un callejerito con algún ángel perruno guardándolo. Una cualidad que tiene es que si mi hija llora por algún motivo el aúlla, ni deja que delante de él corrija a Leah. Tengo que aceptar que es muy inquieto y tiene mucha energía, pero es un amor de perro es agradecido.

Él estaba tan emocionado que no paraba de saltarme encima y de lamerme y te darle coletazos. Y yo no paraba de decirle cuando lo amo y que lamento mucho todo lo que pasó por nuestra culpa, porque tengo que se realista fue nuestra culpa, por no ponerle la plaquita, por no estar pendiente y confiar en que volvería siendo perro, por no esterilizarlo. He aprendido mi lección y lucky esta en casa, ladrando siendo inquieto, destructivo con mucha fuerza y sobre todo mucho amor para darme.

Ahora a disfrutar los 16 años que me dará de amor y fidelidad, tanto el como Maya y Dulce estamos para darle mucho amor a ese perro desamparado encontrado en la autopista con nulas posibilidades de sobrevivir y muchas ganas de dar amor al mundo. Estoy que no quepo en mi cuerpo de la felicidad y tengo unas ganas inmensas de llorar por tanta alegría que hay en mi pecho,a sí que esta semana estamos de suerte “Lucky”. Que tengas una gran semana y que la fuerza los acompañe….

Anuncios

11 comentarios en ““Lucky” un perro con suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s