Minientrada

Familia Monoparental a los Veintitantos…

Familia Monoparental a los Veintitantos…

Resulta que nunca he planeado las cosas buenas que me han sucedido… Lo digo por el hecho que me convertí en madre joven y me ha tocado enfrentar la maternidad como familia monoparental y mucho menos a los veintitantos, sin embargo asumí mi responsabilidad y la llevo con orgullo.

Cuando sentí que estaba creando un maravilloso ser en mi vientre corrí hacerme el examen de sangre porque estaba segura que estaba embarazada las madres tenemos un sexo sentido y sabemos que estamos preñadísimas.  Ser madre soltera es difícil porque tienes doble trabajo, doble responsabilidad y  más culpa, porque no nos llamaremos engaño sentimos culpa por no haber escogido un buen padre, pero vamos eso es otra cosa.

En mi caso siempre he tenido ayuda y lo agradezco inmensamente nunca me he cansado de decir que la segunda madre de mi tsunami es mi hermana menor que ha hecho el papel mejor que yo. Ella es la sobreprotectora, la consentidora y la que nunca le dice no. Sin ti Glendibiris no hubiese sobrevivido ni un día tengo una deuda eterna contigo.

 Si soy madre soltera, pero nunca he estado sola; mi familia ha sido un gran apoyo para mí hasta me permiten mis tardes de relajación y cine con las amigas. No estoy segura si dentro de mis planes alguna vez estaba tener un hijo, pero ahora no podría vivir sin ese ser hermoso que me dice todos los días “mamá te amo”. Las cosas en la vida pasan por algo y ese algo siempre es para mejorar.

Al ingresar a mi vida laboral lloraba diariamente las tres primeras semanas, porque mi lugar es al lado de mi enana, pero tengo que trabajar y cumplir con las necesidades básicas de ambas y es el reto más grande para mí, pues necesitó darle lo mejor en cuánto a educación y vida familiar. Cuando eres madre soltera tienes que tener presente que la única persona que estará al cien por ciento eres tú ahora tienes muchas cosas que cumplir y tienes una personita que dice tu nombre a cada segundo y merece el mejor ejemplo.

Mi vida no se acabó como dicen muchas personas al tener un hijo… Mi vida empezó.  Soy realmente feliz y solo necesito esa sonrisa a carcajadas con tono macabro, esos ojos color miel con pestañas largas, esos rulos castaños con olor a manzanilla para ser feliz y sentirme completa ahora todo tiene sentido para mí. Quiero estar sana, prepárame más académicamente, tener paz mental para trasmitirle a ella lo bueno y hermosa que es  la vida independiente de las cosas que sucedan toda prueba trae un lección con ella.  Solo quiero caminar todos los días agarrada de su mano y sentir sus labios besando mis mejillas y dándome besitos de mariposa para hacerme reír.

Anuncios

2 comentarios en “Familia Monoparental a los Veintitantos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s