Minientrada

¡Soy la mamá o la hija!

Hay veces que no tengo la mínima idea de quién manda en la casa; lo digo en el sentido que hay días en que me siento la hija en vez de la madre.  Mi motivo principal radica en la forma en que me exige las cosas, por ejemplo cuando me dice ¡Mamá por favor cambia de canal! O ¡No quiero comer esto, no me gusta! Llegó a la conclusión que es muy pequeña para exigir y mi voz interior me hace una alerta roja parpadeante, pues no quiero tener un niño grosero e insolente.

De igual manera,  he notado que cuando está en plan no quiero, no me da la gana, has lo que quieras; me agachó a su altura y con tono firme le digo ¡mira, nena es lo que hay! Y con ojos abierto me dice ya no importa. Es cuando entiendo que una persona tan pequeña puede controlarnos.

Estoy segura que nuestros hijos nos estudian y observan como reaccionamos a cada berrinche o mal gesto que hacen; sin embargo al tomar la decisión de ignorarlos y hablarles con un tono de voz firme sin llegar a gritar mágicamente se redirigen y hacen tu voluntad;  ahora no estamos hablando de que se comporten como uno lo desea tenemos que tener claro que son niños y al final harán un o dos espectáculos, no son robot. Es imposible esperar que se sienten sin parpadear en un lugar determinado, pero las cosas cambian cuando se les explica que por su buen comportamiento,  se ha ganado un premio. Solo debemos hablarle de manera pausada y con tono de voz dulce y si logramos el objetivo debemos premiarlos con cosas pequeñas y aunque parezcan insignificante estamos educándolos en base a,  que si se esfuerzan obtienen resultados positivos.

Dicho de otra manera de nada vale corregirlos de manera seca y tosca, siendo realista cada niño es diferente y como padres tenemos que adaptarnos a su forma de ser y tampoco permitirles todo; debe haber una balanza para ambas partes (padres e hijos),  y bailar en paz en la fiesta llamada maternidad.

Trato de criar a mi hija siguiendo la línea de la crianza respetuosa, pero en muchas ocasiones pierdo la cordura; es cuando me centró en la hija que deseo en el futuro y no la que el mundo quiere que tenga. Simplemente me veo con una hija, feliz que sea segura de sí misma que pueda contar conmigo para cualquier cosa y sobre todo sea empática con los demás, es por ello que trabajo en su personalidad y su forma de demostrar su enojo e intentar llevarla por el camino de la paz, pero corrigiendo poco a poco con mucho amor.

Anuncios

2 comentarios en “¡Soy la mamá o la hija!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s