Minientrada

LA LOCA DE LA AUTOPISTA…

La loca de la autopista.

images (3)

Un lunes común iba con música a mil y seguramente cantando “whole lotta love de led zeppelin” cuando una desquiciada conductora se lleva mi retrovisor y se da a la fuga. En ese momento no pensé en más nada que corretearla corrí kilómetro y medio por la autopista en busca del auto con todo el enojo del mundo y ganas de gritarle por idiota.

Dado que en Panamá te graban por todo y por nada, me dio tanto pavor ser el top de las redes como la “loca de la autopista”.  Discutí con la muchacha a la que le pondré el nombre de “sinforosa”, porque me enojo el hecho que me colisionara y se diera a la fuga. Cuando la agarré y le hable con toda mi mala forma de ser, se supone que mis libros de paz mental deberían haber dado frutos, pero sinceramente en ese momento solo pensaba en gritarle cuanta salvajada se me pasara por el cerebro.

En ese momento me di cuenta que puedo correr en maratones. Al preguntarle sino sé  había dado cuenta que se me había dañado el retrovisor; ella me contestó que no, y más loca quede con los ojos cuadrados y en mi mente pasaba esta tipa que le pasa esta volada o qué?  Al final de nuestra discusión y mi forma nada amable de decirle las cosas, ella  me salió que no quería problemas y que arregláramos por las buenas;  claro que accedí, al final era lo mejor para ambas partes.

Llegamos al acuerdo, ese mismo día con mi dinero arregle el retrovisor, pero tuve que llamarla, mandarle correos, whatapps, entre otras cosas, por las siguientes dos semanas; como decimos en Panamá me tenía en el carrito hasta que un día esta mujer se levantó con ganas de guerra y le mande un correo diciendo: Querida “sinforosa” sino cancelas esta semana, tendré la penosa necesidad de ir a tu trabajo a buscar el dinero de mi retrovisor que tu dañaste y te diste a la fuga;  solo fue cuestión de segundos cuando me realizo la transferencia. Entonces llegue a la conclusión que el ser humano le gusta que los amenacen para cancelar lo que deben o tienen pendiente.

En cambio yo,  no puedo vivir si tengo una deuda hasta sueño con ello; no puedo creer que tengamos que llegar a extremos por algo que tú has hecho y que deberías haber solucionado de manera inmediata.  Cosas como está hacen que pierda la fe en la humanidad.   images

Bueno al final, mi moreleja en esta historia es que puedo correr kilómetros jajaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s