Minientrada

ÁNGEL SOMOS TU VOZ

Tal vez para ti la vida de una animal no valga lo mismo que la de un humano o viceversa.

Lo cierto es que como humanos racionales debemos  velar, proteger y salvaguardar la vida de los animales no racionales, porque se supone que debemos tener claro el derecho a la vida, no obstante es algo que muchas personas no tienen claro.

Si un rescatista ama en extremo a los animales o un animalista defiende los derechos de los indefensos, los que no tiene voz, los animales irracionales, es malo;  porque según algunas personas no valoramos la vida de los humanos, sin embargo yo pienso que los animales no piden nacer, no escogen su vida   y mucho menos su muerte a diferencia de los humanos que supuestamente somos seres pensantes.

Voy al grano; la mayoría de los homicidios en este país es a raíz de la delincuencia y narcotráfico, es decir que la persona escogió entrar a ese círculo y por ende lo que le resulta es la muerte. Ahora bien un animal que es lanzado de la estación del metro por tres tontos estudiantes, no puede ser jamás comparado con un humano, en eso estamos claro, pero al parecer habemos más personas preocupadas en frenar el maltrato animal que la violencia.

El punto de partida es que, las personas que defendemos la vida del animal estamos involucradas de una u otra manera en ayudarles, adoptamos, alimentamos y apoyamos; sin embargo las personas que viven cerca de la violencia ¿Que hacen para pararla? La respuesta es: absolutamente nada, puede ser por miedo o tal vez por temor o por represarías. No me enfoco en el  estatus social, pero estoy segura que si alguno de los animalistas del mundo ve algún acto de violencia en contra de un humano; llamaría a la policía e informaría lo que sucede, pero a diferencia del ciudadano que vive las secuelas del narcotráfico,  no hace nada para cambiar su entorno; es más viven y lucran de ello hacen alardes del beneficio que le sacan sin saber que detrás de ellos hay violencia desde todos los ángulos, trata de blanca, prostitución, venta de órganos, lavado de dinero y sicariato, entro otros delitos más repulsivos.

Así que resumidas cuentas una cosa no tiene que ver con la otra, depende generalmente del círculo en que vivas y te críes. No puedes denunciar algo que no vives es así de fácil, pero estoy segura que si alguno sufre, alza la voz y se queja. Los rescatistas, amantes de los animales y los grupos animalistas también los apoyará es cuestión de solidaridad;  no de si valen más o menos. De igual manera somos animales quieran o no y vivimos en el mismo mundo al final tenemos las mismas necesidades y el mismo órgano llamado corazón.

Si vive cerca de la estación del metro de San Miguelito en Panamá apoya está causa.  Evitemos ser parte del maltrado animal, mirando con indiferencia las acciones de los demás solo por el hecho de ser animales.

052317-pa-5-2_ph01_21571703

Minientrada

Estoy cansada de intentar ser perfecta.

images (2)

Sí, es cierto estoy cansada de intentar ser perfecta en mi forma de vestir, en el trabajo, en la familia, en mi rol de madre en tantas cosas,  que en realidad gasto muchas energías intentándolo y al final del día me duermo exhausta tratando de complacer a los demás.

Estoy agotada espiritualmente de morderme la lengua cada vez que quiero decir lo que siento por miedo a herir la autoestima ajena.

Todos tenemos momento malos en nuestras vidas y muchos me llamaran insensible, pero no puedo perder horas de mi vida escuchado como se quejan de todo y al final no eres feliz,  ni aunque tengas un millón de dólares en tu cuenta. De igual manera no eres feliz; no porque no tengas dinero,  hijos, marido, novio, un súper trabajo, una casa enorme, un mega carro. Eres infeliz por el hecho que no valoras lo incomparable e inigualable “Tu familia”, el cielo, los árboles, los amaneceres, el anochecer, la lluvia, el sol. A todo le ponen precio y allí comienza nuestra ruina.

A través de mis pocos años de experiencia como humana no iluminada por los ovnis he comprendido que mi felicidad está en lo poco que tengo; por ejemplo cuando veo a mi madre luego de tres largos meses de extrañarla mucho; allí soy realmente feliz.  Sé que muchas veces mi madre cree que no la quiero lo suficiente y no es así, pues ella me ha dado tanto y lo que más le agradezco es darme la vida, ya que, por ella hoy existe mi razón de ser “mi tsunami” y no hay riqueza que pague esto.

Cuando digo que intento ser perfecta, es por la sociedad que te obliga a serlo y cuando no lo logras te sientes la peor humana de la faz de la tierra, pero ahí radica el problema nadie es perfecto, y nunca en el mundo alguien logrará serlo. Solo hay que dar lo mejor de nosotros y al decir lo mejor es nuestra mejor versión. Hay que trabajar en nuestra forma de ser ver la vida, ver a los demás e intentar se empáticos.

Ser madre te hace querer ser la mejor, pero amiga estas muy lejos de serlo. El motivo principal es que en la maternidad irás haciendo ensayo y error. Al paso iremos cometiendo errores y entre más  crecen nuestros hijos se va agravando las cosas. En el empleo nunca serás lo suficientemente buena aunque en el fondo lo seas. En la vida amorosa habrán altos y bajos en algunas ocasiones muy bajos, pero no es de morir, puesto que la vida te ira dando lesiones;  por algo le llaman “la escuela”.

Somos los capitanes de nuestros barcos, porque no intentamos ser felices en vez de perfectos. Cambiando los matices de las cosas, viendo lo positivo de lo negativo. Saliendo a flote con cada enseñanza demostrándole al mundo entero que podemos y que las ganas de comerte al mundo es más fuerte que cualquier mala vibra o mal momento.

La vida es una… no se puede repetir ni un instante; así que aprovéchalo al máximo. Ríe si tienes que reír, llora si te toca, toca fondo, pero levántate y esta vez con más ganas y fuerzas

Minientrada

¡Happy Birthday to me!

Ha llegado el día más temido por todos ¡Mi cumpleaños! Tengo que aceptar que no me gusta mucho esta celebración tengo un  poco de miedo por cumpliendo años jejeje digamos que no estoy preparada para asumir nuevos retos que trae consigo dejar los años atrás, pero ni modo el mundo gira y vamos al ritmo que baila.
Mi hija fue la primera persona que me felicito a  media noche se levantó y me dijo mami feliz cumpleaños quede con las ojos abierto y con cara de ¡eh!, pero cuando la abrazó siento que estaba tenía la temperatura alta y estaba muy congestionada; le había dado medicamento para la fiebre, sin embargo no le ayudo en nada. Así que esta mami se levantó a las una de la madrugada a buscar las medicinas que le recomendó la abuela para las fiebres altas que son altamente efectivas resulta que el tsunami es mala tomadora de medicamentos y hasta intenta vomitarlos, más no me doy por vencida y logró a las tres de la mañana bajarle la fiebre y dormirla.  Cierro mis ojos y me duermo profundamente… suena la alarma ¡Por Dios! Las madres trabajadoras no paramos nunca.

En la oficina me hacen un festejo de cumpleaños y cuando acabe de trabajar salí corriendo a ver a mi enana, ella es mi regalo y cuando está enferma siento la necesidad extrema de estar con ella aunque no quiera muestras de cariño. Leah cuando siente que la asfixio con demasiado amor me dice mami no me gustan los besos y le contestó te parí así que te beso cuantas veces me dé la gana.

Quiero culminar dando las gracias a los que se acordaron de mi cumpleaños, por tantos mensajes de amor y por sus buenos deseos; los guardo con mucho amor y especialmente a mi tsunami por ser año tras año mi mejor regalo a mis padres “Negra (mamá) te amo mucho y aunque no estés cerca para demostrarlo sabes que te debo absolutamente todo” y mis hermanos.

descarga (2)

Minientrada

¡Soy la mamá o la hija!

Hay veces que no tengo la mínima idea de quién manda en la casa; lo digo en el sentido que hay días en que me siento la hija en vez de la madre.  Mi motivo principal radica en la forma en que me exige las cosas, por ejemplo cuando me dice ¡Mamá por favor cambia de canal! O ¡No quiero comer esto, no me gusta! Llegó a la conclusión que es muy pequeña para exigir y mi voz interior me hace una alerta roja parpadeante, pues no quiero tener un niño grosero e insolente.

De igual manera,  he notado que cuando está en plan no quiero, no me da la gana, has lo que quieras; me agachó a su altura y con tono firme le digo ¡mira, nena es lo que hay! Y con ojos abierto me dice ya no importa. Es cuando entiendo que una persona tan pequeña puede controlarnos.

Estoy segura que nuestros hijos nos estudian y observan como reaccionamos a cada berrinche o mal gesto que hacen; sin embargo al tomar la decisión de ignorarlos y hablarles con un tono de voz firme sin llegar a gritar mágicamente se redirigen y hacen tu voluntad;  ahora no estamos hablando de que se comporten como uno lo desea tenemos que tener claro que son niños y al final harán un o dos espectáculos, no son robot. Es imposible esperar que se sienten sin parpadear en un lugar determinado, pero las cosas cambian cuando se les explica que por su buen comportamiento,  se ha ganado un premio. Solo debemos hablarle de manera pausada y con tono de voz dulce y si logramos el objetivo debemos premiarlos con cosas pequeñas y aunque parezcan insignificante estamos educándolos en base a,  que si se esfuerzan obtienen resultados positivos.

Dicho de otra manera de nada vale corregirlos de manera seca y tosca, siendo realista cada niño es diferente y como padres tenemos que adaptarnos a su forma de ser y tampoco permitirles todo; debe haber una balanza para ambas partes (padres e hijos),  y bailar en paz en la fiesta llamada maternidad.

Trato de criar a mi hija siguiendo la línea de la crianza respetuosa, pero en muchas ocasiones pierdo la cordura; es cuando me centró en la hija que deseo en el futuro y no la que el mundo quiere que tenga. Simplemente me veo con una hija, feliz que sea segura de sí misma que pueda contar conmigo para cualquier cosa y sobre todo sea empática con los demás, es por ello que trabajo en su personalidad y su forma de demostrar su enojo e intentar llevarla por el camino de la paz, pero corrigiendo poco a poco con mucho amor.

Minientrada

ALIMENTANDO A UNA TODDLER

La inspiración para escribir me llega cuando estoy manejando, pero en cuanto me siento en la computadora se va…  o bendito tranque de dos horas iluminame de nuevo porfa… Lo diré de este modo alimentar a un toddler es negociar con un dictador. 

En este post tocaré un tema muy temido por las madres y es la alimentación de nuestros hijos; al tener al tsunami he visto y sentido en carne propia lo difícil que es la hora de comer para ella porque no le gusta comer y cada vez pierde más peso. Algunas personas me dicen que está creciendo y por lo tanto notaré que estará más delgada puede ser cierto, sin embargo me acostumbre a verla rellenita y con unos chachetes que estaban para comérselos enteros.

Ahora en cada porción de alimentos voy conociendo más a fondo los gustos del tsunami y lo que odia rotundamente. Vivo en un país donde el arroz es el plato principal de los panameños, pero resulta que a la “Symphorosa” no le gusta ni un poco y comienza mi gran dilema. Cuando cocino evito hacerle arroz, pero en  muchas ocasiones salimos a comer fuera o donde algún familiar y empieza la guerra “Mamá no me gusta”… “mami no quiero”… “eso es guacatela” y yo entro en shock porque es muy difícil explicarle  a mi familia principalmente que su única sobrina  ODIA el arroz.

Por eso siempre ando en la búsqueda constante de los alimentos que le puedo ofrecer y que simplemente los trague sin caras de asco. He obstado por desparacitarla y darle vitaminas haber si logró que se coma un solo plato completo al día sin guerras, sin por favor come, sin llantos y mucho menos  perdiendo la poca cordura que me queda. Se supone que la hora de la comida debe ser serena y tranquila no un campo minado en la guerra, pero pídele eso a un madre de un toddler y te querrá fulminar con la mirada.

Digamos que con las vitaminas por lo menos me pide comida y siempre anda en busca de algo y la he visto un poco más comelona, también esta rellenando las costillas. Veamos como nos termina de ir en este dilema necesito que se alimente más y disfrute el placer más grande del mundo a mí concepto que es alimentarse como decimos en Panamá “jartar” y que sienta el gozo que da quedar “jartos”. 

En este link hay recetas fáciles y cortas para alimentar a nuestros pequeños toddler….  http://recetascortas.com/

Minientrada

HASTA LUEGO LUCKY…

Los que me conocen saben que tengo un cariño especial por los perros y en especial por Lucky he hablado de él en algunos post que he escrito, pero tuve que dejar pasar un mes para asimilar que ya no está a nuestro lado.

Las causas de su muerte aún están en duda lo que sé es que no sufrió mucho… La sufrió fui yo y cada vez que hablo de él lloró y en estos momentos el solo hecho de recordarlo me hace sentir fatal porque sé que puede haber hecho más por él y me ha sentir la peor persona del mundo.

“Amar a una mascota no está mal, pero llorarla sí”… una persona desalmada sin sentimiento me dijo esto mientras rompía en llanto al saber que ya no me iba a ladrar cuando viera mi carro llegar, golpearme con la enorme cola y saltarme encima cuando entraba al estacionamiento de la casa.

Tal vez esa persona nunca ha querido a ningún animal en su vida, sufro cada vez que veo a mis hijos caninos  con enfermedades cuando Dulce mi perra de 11 años enfermo y fue operada de urgencia me rompí en pedazos sentía que la vida se me iba y no podía dejar de llorar a cántaros.  Soy la maniática de los perros aunque mi familia me ha pedido de rodillas no lleve más perros callejero por el espacio de mi casa y porque sufro demasiado por ellos.   Mi papá prefirió enterrar al perro antes que regresará porque el detesta ver cómo me pongo.

Sé que no son para siempre en algún momento morirán, pero aunque lo lleve en la mente no puedo entenderlo son más que animales domésticos de compañía, son más que unos peluditos de cuatro patas.  Mi relación se hizo más unida con Dulce mi perra anciana, ya que, cuando realmente me sentía deprimida ella entendía mi dolor y prefería estar acostada conmigo toda la tarde, porque cuando necesite estar acompañada no sé alejaba de mí en ningún segundo, no puedo pensar siquiera en su muerte aunque me debo preparar porque está más cerca cada día.

Puede ser que en este mundo muchas personas sean como yo, también pueden existir personas que te dice “porque lo llorar son animales, no tienen alma”  o personas como mi padre que prefiere enterrar a ese peludo antes que llegues y caigas en depresión porque no puedes comprender el ciclo de la vida en los perros, si te dan tanto porque mueren tan rápido.

Lucky sé que desde el cielo de los perros, me recordarás, fue la mujer que en plena carretera panamericana frenó al ver que un carro te iba atropellar, la que te adopto recién parida de quince días. La que te busco el día que te escapaste… La que nunca te olvidará mi perro con suerte….

Minientrada

“WE CAN DO IT”

Ya que el tsunami decidió irse de paseo con su abuelo a las montañas del hermoso pueblo de Cañita de Chepo, su madre está sola… bueno no tan sola… JEJEJE 🙂

Hoy escribiré sobre los despectivos apodos que le ponen a las madres soltera en las redes sociales uno muy común es “Madre luchona” CLARO que somos luchonas llevamos una familia sola y en muchos casos la responsabilidad económica también de esa personita llamado hija o hijo. CLARO que somos LUCHONAS, porque todo los días de nuestra vida luchamos por ese ser que aunque tal vez si fue planeado o en muchos casos no lo fue es el ser que nos ilumina y cambia la forma de ver de nuestras vidas. Es cierto que en muchos casos hay madres irresponsables, pero la gran de mayoría de las luchonas como yo damos el 101 por ciento por nuestros hijos y MATARÍAMOS por ellos.

Soy LUCHONA porque cada madrugada me levanto y veo ese rostro pequeño con labios rojos que duerme de una manera horrible, que me hace las pataletas del año y que dramatiza una escena mejor que una actriz de Hollywood y sabe hacerme perder el control budista que intento tener. Quien dijo que una madre soltera no puede salir una vez al mes quiero dejar claro que en su mayoría las mujeres no quieren criar sus hijos solas, pero por hombres sin pantalones, malos padres e inmaduros les toca; otras porque su reloj biológico sonó y es su decisión de vida, sin embargo que una mujer tenga hijos sola no la hace un maniática sexual o loca, nadie puede juzgar a nadie sin saber su historia. Si eres Mamá soltera sal, ten tiempo para ti, conoce personas, tomate unos tragos con amigos, ten noches de fiesta, ve a la playa o haz algo sola.

Tus hijos siempre serán prioridad y hacerlo de vez en cuando no ten hace mala madre, porque trabajas diariamente para llevarle el pan, pagarles la educación y sacarlos adelante SOLA; no permitas que nadie te haga sentir mal cuando te dicen LUCHONA. Sabes es un alago, es la mejor palabra del vocabulario para llamarnos porque día a día luchamos por esos seres que tanto amamos.

Tener una vida social no te hace mala madre, tener un amigo para sus locuras tampoco. Ser madre no significa que dejaste de ser mujer. Solo te hace mejor mujer y al llamarnos en ese tono de burla nos hace sentir una verdaderas LUCHONAS.

images